«Creo que te están abusando muchísimo. Yo trabajo de lunes a viernes de 10 a 2:30 y me dan mi desayuno en la misma mesa que a la familia, y me pagan $1100 a la semana. Y si hago un extra como planchar u otra cosa me lo pagan aparte.»