Totalmente, igual le pasó a mi madre. Su empleadora le decía «estás vieja», «hablas mucho», «ya estas ciega», «usas huaraches como una india». Eso y mucho más soporto de la señora de la casa, mi mamá no le respondía nada porque me decía que era una persona demasiado poderosa y estaba nadando en dinero, probablemente la mujer más millonaria del estado de Guerrero. ¿Y qué hacía mi pobre madre en contra de una persona con dinero hasta para aventar para arriba? Triste realidad.