«Me acabo de salir de una casa donde la señora (obsesiva con la limpieza) me hacía trabajar de 8 am a 9pm por $200 por día, es una señora negrera.»