«Yo también comencé a trabajar a los 13 años ;de limpieza. Pero gracias a Dios solo era saliendo de la escuela y los fines de semana (sábado y domingo).Hoy se que todo este esfuerzo valió la pena pues me considero un buena trabajadora del hogar, responsable y sin límites, que quizás ese es un defecto y una virtud pues termino haciendo cosas que no me tocan 🤷»