«Tenía una amiga trabajando en una casa donde se burlaban de su color de piel, no le daban de comer y además le pagaban $200 por día; y trabajaba de 8 am a 6pm. Al final ya no la dejaban ni traer bolsa o mochila, lo bueno fue que al final se salió de ese trabajo.»