«Yo solicité una beca por parte del DIF ,pues uso aparatos auditivos,pero me hicieron gastar en  los estudios  del Chopo. Pues había pasado lo del temblor y los hospitales estaban saturados, luego los saqué y cambiaron las oficinas para otro lado. Y luego pasó esto de la pandemia…ojalá y mis patrones me sigan apoyando porque si no con diabetes y sin trabajo…¿Qué voy hacer?»