«Que triste que haya patrones así.Conmigo fue todo lo contrario ,cuando todos me dieron la espalda mis patrones me apoyaron en todo:techo, comida y aún estando embarazada llegué a viajar en avión con ellos. Cuando nació mi bebé me ayudaron con ropita y hasta con dinero ,y después de que nació me volvieron a dar trabajo ,fueron los mejores patrones que tuve.»