Soy empleada doméstica. Cómo me gustaría que hubiera un apoyo para nosotras porque el trabajo es pesado.  Trabajo porque lo que gana mi esposo no nos alcanza. Tengo dos hijos estudiando uno prepa y el otro en  secundaria. Tenemos que trabajar, pero lo que me da coraje es cuando la patrona, el patrón o incluso los sobrinos agarran las cosas o las recogen y te culpen a ti porque no aparecen; pero cuando las encuentra ni te dicen que ya aparecieron. Es el colmo que todavía te dicen es que están en la casa y no tienen porqué desaparecer. Me cansé de aguantar y a veces quisiera aventar mi trabajo pero a veces la necesidad nos obliga a aguantar. No he renunciado hasta que aparezcan las cosas. Gracias espero que hagan valer nuestra labor.

Anónimo, Trabajadora del Hogar.