«No te dan nada… mi abue trabajó desde joven y ni un solarcito tuvo para vivir.A veces trabajamos para el sustento diario, el día a día, y si tus padres te dan un solar pues ya estuvo que tienes suerte. Como yo, que tengo un padre bien “padre” aún que ya no este en la tierra.»