«Buenos días a todas soy del estado de Chiapas México, mi patrona me despidió por faltar dos días por motivo de salud y cuando me presenté me vió mal y me despidió. Trabajé con ella dos años y ocho meses ni siquiera me dio liquidación solo mi quincena. Me daba un sueldo de $160 el día  y tenía horario de entrada y de salida. Hay personas tan injustas que no saben valorar cuando encuentran personas de confianza que por un sueldo miserable se quedan. Todavía nosotros somos honestos por la necesidad que tenemos de trabajar, pero esas personas así Dios los bendiga.»