«Yo me quedé sin empleo y soy mamá soltera de dos. Me ha costado mucho trabajo mantener el sustento en mi casa, porque ó pago renta, agua y luz ó les doy de comer a mis hijos. Además, me siento muy frustrada porque para los apoyos económicos del gobierno no califico. Y considero que esto se debe a sus extraños métodos de evaluación porque no le dan prioridad a los que verdaderamente tenemos una necesidad.»