Estuve trabajando 6 años para una familia que me hizo sentir importante. Ojo nada es lo que párese. Dejé ir buenos trabajos que pintaban a ser buenos y siempre estuve para ellos cuando me lo pedían por gratitud y un día se fue la confianza que tenían en mí. Antes se iban de vacaciones y me dejaban la llave para ir un día a la semana. Todo cambio y un día decidieron irse por dos meses y yo me quedé sin goce de sueldo, solo dos semanas de vacaciones y nos vimos en dos meses. Le pedí mi finiquito pero se negó. Ahora estoy en un trabajo más cerca, con buenas personas y con solo dos meses trabajando se fueron de vacaciones, pero me las pagaron a mí también. Ahora puedo decir que gracias a ellos estoy en un mejor lugar. Y solo puedo decir que ellos no encontrarán a alguien como yo.