«Es cierto yo tenía una patrona que me humillaba y solo me daba $200.00 pesos sin comida. Y aparte yo vivo lejos de donde trabajaba  y a veces me dejaba lo que a ella le sobraba de su comida y me lo daba.»