Mi mamá desde sus 8 años trabajó en casa de familia. Los señores de esa casa eran muy adinerados y no le pagaban en plata si no que le compraban ropa, eran ¨buenos¨ con ella. Hasta hace muy poco le toco trabajar en una casa de una señora acomodada, pero me la trataba muy mal y me la humillaba demasiado. Lo más doloroso del caso es que me sentía impotente por que me llamaba llorando y yo no sabía como ayudarla porque somos demasiado humildes y a mí una oportunidad laboral aún no me llega, aunque yo hago mil cosas honradamente para salir adelante.