Yo trabajé en una casa donde limpiaba, lavaba, planchaba, cocinaba y cuidaba a la bebé de los señores. Un día me pidieron que me quedara toda una semana, la persona que me contrato me dijo que se pagaba tiempo extra, cuando salí de la semana trabajada esperaba mi paga y el tiempo extra que me correspondía por haberme quedado toda la semana sin salir de la casa, me salió que no me podía pagar el tiempo extra que yo me había quedado en función de acompañante y después me despidieron sin motivo alguno solo por reclamar lo justo, mi tiempo extra que nunca llegó.