A mí dos mujeres con las que trabajé no quisieron pagarme los días que estuve que porque no cumplí con una la quincena y con la otra la semana, yo pensé que era de telenovela eso que sacan que te acusan de que te robas algo, pero una de ellas me amenazó con llamar a la policía y la quise denunciar, pero en todos los lugares a los que acudí me dijeron que no había contrato, no había testigos, entonces no había modo de hacer nada y ni modo a seguirle buscando.