A mi me tocó la suerte de tener buenísimos patrones. Ya tengo como 20 años con ellos y siempre me han dado excelente trato. Aparte vacaciones pagadas, aguinaldos y días festivos. Cuando me enfermo igual me los pagan si falto. Lo único que me falta es el seguro.