A mí me tocó trabajar con 2 señoras con este mismo perfil, la primera me pagaba 200 por día, mientras que en la comida de diario hasta 500 pesos gastaba y no me quiso dar otros 100 de aumento, mejor le di las gracias y me salí. La segunda me pagaba 1100 de lunes a viernes, pero quería que le hiciera limpieza general, lavar, planchar y hacer de comer, pero no me daba desayuno ni de comer, y pues también mejor le dejé su trabajo. Hasta la fecha no han encontrado quien les trabaje por ese sueldo, lo único bueno de ellas es que nunca me dijeron una mala palabra o insultarme, de todas maneras no me hubiera dejado, en ese aspecto no dejo que me discriminen por ser la señora de la limpieza, pero de que hay este tipo de personas las hay, así que tiene uno que tener mucha paciencia e ignorarlas mejor.