Contaré mi caso, hace algunos años cuando tenía dieciocho, trabaje de planta, la señora
era enfermera y tenía dos hijos, me había dicho que sólo atenderia a sus hijos, estando en
su casa me puso a limpiar la cocina y lavar los trastes de su madre y la tenía muy
desordenada y sucia, ese día me fui a dormir muy tarde y cansada no me correspondía ese
labor. También tenía un hermano que era policía y a veces llegaba por la madrugada y
muchas veces quiso abusar de mí, le dije que si seguía molestando le diría a su hermana, después ya no llegó más, fue un alivio para mí. Las señoras abusan de las chamacas necesitadas.

 

Trabajadora del Hogar.