Otra historia de mi mamá. Una empleadora la recomendó con su amiga, era una pareja de adultos mayores. En la entrevista le dijeron que no podía llevar nada de afuera ni ajo ni cebolla. Los 15 días que trabajo le daban frijoles salados,  se levantaba antes de las 6:00am y terminaba mas tarde de las 10:00pm. Le hacían muchas groserías. En la semana que entro a trabajar, misteriosamente asaltaron esa casa. Cuando mi mamá renunció, con engaños la llevaron a de declarar hasta le pusieron el detector de mentiras. Mi mamá quedó muy mal con eso.  Le dolía mucho su cuerpo, la torturaron psicológicamente para intentar que declarara algo que no vio. Ya que el supuesto robo fue en la noche. La habitación de mi mamá estaba fuera de la casa. Sufrió mucho. Todos sus empleadores se aprovechaban de ella por su ignorancia e inocencia, por no saber leer y escribir y también de su baja autoestima.

Hija de Trabajadora del Hogar.