Hace muchos años trabajé de empleada doméstica y es un trabajo muy duro y mal pagado;aparte de que algunos patrones abusan del tiempo de una como persona.No estoy diciendo que todos los patrones sean iguales, algunos de ellos pagan bien.Hoy en día ya no trabajo como empleada doméstica ya que tengo mi negocio, pero apoyo y aplaudo a las trabajadoras del hogar.