«Pues como en todo…las envidias ,el egoísmo y la falta de empatía.Yo he ayudado a varias desconocidas, pero cuando esperas igual una mano…no te dan nada de nada.Así que ni modo, se friega uno solito y ya; es triste.

Se quejan de falta de empatía, y  ellas no lo son. Y es  peor si tú eres de Ciudad y ellas vienen de pueblo.Yo jamás he sido ojaldra con las de los  pueblos, pero ellas si lo son. Hablan en su dialectos para burlarse y esto lo sé porque un chavo me decía como se burlaban de otra señora y de mí.Así que bueno…ahí lo tienen.»