Porque gracias a mi Dios, a este trabajo y a la honradez me he ganado la confianza de mis patrones, gracias a ellos yo he podido aprender muchas cosas entre ellas a ser una buena cocinera y a sacarle provecho a los alimentos para no desperdiciarlos. Gracias a todo mi esfuerzo de cada día y a este trabajo estoy sacando adelante a mi hija con sus estudios y por supuesto gracias a Dios que él me ha dado las fuerzas para seguir adelante

“Adriana Cruz, Trabajadora del Hogar”