Le doy gracias a Dios que me ha permitido vivir experiencias con mis hijos. El hogar no es una tarea fácil pero si crees en dios el te da fortaleza para ser una buena madre, ama de casa, maestra, enfermera y un sin fin de existencias.

“Yolanda Pech, Trabajadora del Hogar”