Yo me siento orgullosa  por que a pesar de ser madre soltera  y vivir al día  tengo a mis bendiciones que son mi motor diario y por lo cual sí he caído, ellos me han levantado. Trabajando día a día en el hogar y tratando de enseñar lo mejor de mí a mis bendiciones.

 

“Magdalena Rodriguez Ponce, Trabajadora del Hogar”