Gracias a dios por qué me puso gente muy buena, amable y respetuosa. Gracias Dios por quererme tanto

“Esmeralda Santiago, Trabajadora del Hogar”