«¡Hola! 

Más o menos he seguido su labor y quisiera felicitarles. Intento dar seguimiento a las organizaciones que han tomado como parte de su agenda al trabajo doméstico; remunerado.Y creo que la suya ha sido una estrategia muy atinada ya que visibilizan las voces de las protagonistas. En el caso de mi madre, ella siempre trabajó en Cdmx, desde los años 60´s cuando aún era una niña, hasta pasados los 2000´s, ya como adulta mayor. Afortunadamente, hoy está retirada y goza de buena salud. Ambas nos encontramos muy bien frente a esta contingencia. Espero que ustedes también. Reciban saludos cordiales. Carolina.»