Pues a mis hijas les pagan el taxi de ida y venida; desde la puerta de la casa al trabajo y viceversa. Gracias a esas benditas personas, pero nosotras correspondemos con el trabajo desde hace 7 años.