Mi historia como trabajadora del hogar es muy triste, porque fui abusada sexualmente a los 6 años por el esposo de mi patrona. Desde ahí en todas las casas en las que trabaje de sirvienta sufrí muchos abusos. Ahora tengo 61 años y soy una líder campesina, donde lucho cada día para que otras niñas no pasen por lo que yo pase.

 

Trabajadora del Hogar.