«Está bien que haya recibido ayuda; pero desde luego su o sus empleadores deben responder con la responsabilidad de respetarle sus derechos como trabajadora, pues ella no tenía porque quedarse sin trabajo y sin dinero.»