«Hola, pues para ser ley está muy bien; pero en la realidad no sabemos cómo están las cosas realmente, pues el gobierno cuando quiere habla muy bonito, dice que hay que sacar a los niños de trabajar, que les va a dar apoyo económico y becas etc. Pero como en todo, suele pasar que el apoyo se lo dan a quien menos lo necesita, y el que sí lo necesita lo dejan fuera y sin poder trabajar por la dichosa ley. Yo soy empleada del hogar, empecé a trabajar a los 13 años, fue difícil para mí, pero cuando tuve hijos ( tengo dos) me prometí a mi misma que ellos no pasarían las penurias que yo pasé . Así fue como empecé a tener trabajos de 12 horas seguidas. Trabajando en dos o hasta tres casas diferentes, algunas veces llené solicitudes de petición de apoyo al gobierno y nunca me dieron ninguno ; pero si logré cumplir mi promesa.»