Recuerdo verla trabajando todo el tiempo, sin libertad casi presa. En esa casa, no había suficiente comida. Los empleadores se peleaban por la comida. Mi mamá se compraba su comida. Su empleadora, le ordenaba estar casi esclava del teléfono. El ambiente siempre era de soledad y discriminación. Esa empleadora siempre enfatizaba que mi mamá era la nana de sus hijos.

Hija de Trabajadora del Hogar.