«Eso estaría bien, a mí me enfada que me digan “la muchacha o doméstica”.»