Estuve trabajando 22 años con mi empleador, en los últimos 5 años ya solo trabajaba un día a la semana con él, los sábados, antes trabajaba con él 2 días a la semana. Decidí dejarlo porque hay demasiado trabajo en su casa, por mi edad ya no puedo trabajar tanto. Fui a una oficina de la secretaría del trabajo, me asesoraron, me hicieron la cuenta del finiquito que me corresponde y se lo dije a él, me corresponden un poquito más de $ 27000 y casi se desmayó, me dio $2000 y dijo que no tenía más y así lo dejé y me olvidé de él. Sigo en el trabajo que tengo de lunes a viernes. Aquí llevo trabajando 39 años, me tratan y pagan bien. Si ese hubiera sido mi único trabajo pues si hubiera exigido lo que me corresponde. Gracias por interesarse en mi caso.