«Hace unos días se me extravió mi cubrebocas y le pedí uno a mi empleadora y si me lo dió…pero escondió los demás para que yo no viera dónde estaban; y no le pidiera otra vez.»