Cuando yo llegué a la casa no tenía cama, era un catre y sobre el un colchón, era muy
incómodo dormir ahí, no podía descansar ya que el colchón estaba en el centro del catre y si
yo me movía hacia la derecha, caía al suelo y si me movía al lado izquierdo pasaba lo mismo. Me di a la tarea de ir a buscar un bazar o una venta de garage,  por suerte encontré a una señora vendiendo cosas en el patio de su casa y tenía lo que yo buscaba, una cama individual, el costo era de $500, trate de negociar con ella para ver si me la dejaba un poco más barata, por lo que me dijo que no que porque era una cama muy fina; cosa que no era verdad, era una base de madera común como cualquier otra, en fin como era tanta mi necesidad, le dejé $200 para que me hiciera el apartado ya que no contaba yo con los $500 en ese momento. A los 2 días me habló por teléfono y me dijo que yo tenía que llevar los $500 que era el costo de la cama porque lo que yo le había dado lo tomo como paga de almacenamiento. Hay mucha gente que abusa de nosotras. En dos palabras, me robó. Hay una parte de la casa que según es para que el chofer duerma, pero creo que nunca ha estado de planta, en ese lugar había una «cama»; si se le podía llamar así, tenía un colchón podrido por la humedad, la cama es tubular, esta en muy mal estado, oxidada y casi desarmándose, pero así la baje y la subí para mi cuarto así la uso para dormir.

Trabajadora del Hogar.