«No pues yo no me quejo.El cuarto de servicio tiene dos camas individuales, una ventana grande que da hacia el jardín, baño y regadera.Aunque es poca la paga la señora es muy amable y de la comida tampoco me quejo nunca a discriminado absolutamente nada.»