Mañana empiezo a trabajar, gracias a Dios, con mis mismas empleadoras. Una de ellas me vendrá a buscar y dejar y la otra solo pasará a dejarme…¿A ver cómo me va? 

Yo trabajo de entrada por salida, y hoy empecé a trabajar con la señora que pasó por mí y me regresó a mi casa.