«Hola buenos dias a todas, compañeras.  Soy una trabajadora del hogar, soy de veracruz. Como ustedes saben cuando tomamos la decisión de trabajar y salir adelante emigramos a otro lugar. En mi caso me vine a trabajar por primera vez en el año 2004, no tenía ninguna experiecia en lo que significaba trabajo de casa.Por lo consiguente tuve muchos imprevistos… me tocó una  patrona  gritona exigente. No podía comer de lo que tenía en su refrigerador, solo podía comer lo que ellos ya no querían; por lo que pasaba mucha hambre. Los niños me traban mal…me empujaban. Como ellos salían temprano yo hacía su recamara y el patrón cuando ya se iba pasaba a deshacer la cama de los niños para que yo volviera a hacerlas.  Me tenía que aguantar pero solo le trabajé un  mes y me salí  de ese trabajo. Encontré otro con la Sra Claudia Paniahua pensando que me trataría mejor pero no fue así. Al principio fue muy linda pero como fueron pasando los días empezó a tratarme mal verbalmente. Y como yo no tenía a donde quedarme le dije que si podía quedarme con ella y me dijo que sí. Pero cuando ellos se iban de fin de semana me dejaban un atún para mi comida y todo lo dejaba bajo llave; y si tomaba algo me lo reclamaba. Como no conocía a nadie yo no sabía andar en la ciudad y me aguanté sus maltratos. Constantemente me ofendía verbalmente, cuando estaba sola, y cuando llegaba el señor se ponía bien amable conmigo…era bien hipócrita. Porque él si era bueno conmigo, hasta me llevaba pan. Creo que la señora se desquitaba conmigo cuando el sr se iba a trabajar.

Le trabajé un año pero ya no aguanté y me fuí  con la sra isabel. Eran un  matrimonio de la 3era edad, pero ahí no me dejaba trabajar la que le iba a hacer el manicure. Porque le empezaba a decir que no sabía hacer de comer y que no sabía hacer lo que ellos querían. Esa sra se sentía la patrona ahí,  trabaje 3 meses y me fuí. Busqué y encontré a  la sra margarita ahí si me acomodé bien. La sra  fue buena conmigo  pero hubo un imprevisto en mi familia y me tuve que ir  a mi pueblo. Me dijo que cuando quisiera podía regresar, pero  cuando decidí regresar ya estaba ocupado el lugar. Entonces busqué otro y me acomodé con la Sra Lorena Dávila Valencia.Entré a trabajar con ella en el año 2009 ,de planta al principio, pero un fin de semana iba a descansar. Pero como no tenía a dónde ir me empecé a quedar los fines hasta que se le hizo costumbre y después cuando quería ir a mi pueblo me daba únicamente el fin de semana. Y si quería otro día yo se lo tenía que reponer con un domingo o cuando tenia sus comidas o sus cenas.Lo que significaba que estaba trabajando desde las 7 de la mañana hasta las 10 o 11 de la noche; a veces hasta que guardara  el último traste que se ocupaba. Y si era cena a veces me quedaba hasta las 3 de la mañana, hasta que terminara  me podía ir a descansar. Y eso por el mismo sueldo, porque nunca me dió un extra a pesar de lo que le trabajaba. También me mandaba a hacerle el aseo a sus departamentos, cuando se iban sus inquilinos; por el mismo sueldo… no me daba ni un peso más. Y yo en su casa  lavaba, planchaba, hacía el aseo general, cocinaba, etc. En otras palabras, la señora era muy explotadora  conmigo. Pero cuando a ella la corrieron ahí empezó el problema,  porque  se empezó a desquitar conmigo. Me empezó a exigir y  a gritar por todo;  siempre andaba de malas. Hubo una ocasión en que se me cayó una charola y se quebró,   y ahí encontró el motivo para correrme.  Me corrió insultándome: me dijo que yo era una inútil buena para nada y que le esta echando a perder sus cosas. Que era una mediocre y que estaba harta de mi… me dijo que me fuera inmediatamente de su casa y que no quería verme más. Y que no esperara liquidación por todo lo que le había echado a perder. Recogí mis cosas y me fuí… le trabajé del 2009 al 2014 y el sr me dió lo de 3 meses de trabajo. Pero bien astutos no me habían pagado mi quincena y ahí la incluyeron. Me hicieron firmar un papel diciendo que esa era mi liquidación, y como les firmé quedaron contentos. La sra por su carácter no conseguía tener a alguien de confianza, tuvo a varias y no se acomodó con ninguna;hasta tuvo una que le robo. Pasó el tiempo …y como yo necesitaba trabajar  le llamé para ver si quería que regresara a trabajar y me dijo que sí.  Regresé  a trabajar con la  Sra Lorena  en el año 2016   y fueron  las mismas actividades y  el mismo trato. Cada que se ponía de malas  se desquitaba conmigo y ahora que vino lo de la pandemia estuve encerrada desde Marzo hasta Agosto. Me prohibió que saliera, y en julio le pedí permiso para ir a ver  a mi familia me dijo que decidiera entre cuidar mi trabajo o a mi familia. Que si quería ir a mi pueblo estaba bien, pero que ya no regresara porque había muchas que querían trabajo. Siempre me ha hostigado…y pues yo ya me sentía mal porque  desde Enero no había visto a mi familia.  No tuve vacaciones de semana santa pues me pase todo ese tiempo encerrada, con el mismo sueldo. Y en agosto le dije que cuánto tiempo tenía que continuar en encierro y me dijo que el que fuera necesario. Y le dije que necesitaba ir a ver a mi familia y me dió únicamente el fin de semana. Fuí y regresé pero cuando ella veía oportunidad me hostigaba. Luego para el 15 quería ir a mi pueblo, pero como no fue en fin de semana le pedí que me diera el fin de semana. Me levanté a las 5 de la mañana a planchar para dejar todo en orden antes de irme. Pero como me desperté temprano me dió hambre y cuando decidí desayunar mi huevo y mi tortilla caliente la sra bajo y me dijo que no podía ser posible que yo estuviera desayunando. Que le preguntara a mis amigas que quién de ellas desayuna primero que los srs. Y le dije «sra perdón es que me levanté a las 5 de la mañana a planchar y ya tenía hambre»…y me dijo «puedes comer a esa hora o las 6,  pero no puedes comer cuando nosotros bajamos. Le dije que era muy temprano y que a esa hora yo no tengo hambre,  y me dijo «a mí no me importa que tengas hambre o no, solo que no quiero ver que comas antes que nosotros.»