Antes de la pandemia trabajé por 8 años con la familia Capdevila, y en el último año, empezó mi enfermedad: diabetes hipertensión e hipotiroidismo. Comencé a sentirme muy cansada y sin fuerzas, me despidieron sin causa, ya que no falte a pesar de estar cansada!!! Y ahora que el trabajo es escaso, los empleadores dan trabajo, pero pagan poco y quieren que uno trabaje más horas!! Yo trabajo con una familia de 5: papá, mamá y 3 hijos… la casa está patas arriba a diario y me pagan 150 al día. Me parece injusto, pero qué hacer si no nos emplean en otro lado porque viajamos en transporte público!! Tenemos que aguantar!!! Y de lo contrato ni hablar solo dicen ‘¡si no te parece busca en otro lado!’